Trabajando en esta galería

Ahora mismo lo que más disfruto es quedar con amigos para ir a la playa, tomar una paella en un buen chiringuito con ellos, beber, reír, olvidarse de todas las cosas que nos afectan o estresan de un modo u otro en nuestro día a día (tema Covid incluido) y si se da la ocasión, aunque no es imprescindible, poder tomar algunas fotografías.

Aquí se dio la ocasión.

Y cuando ocurre eso, hay para todos los gustos. Los amigos se juntan para un posado de recuerdo, los niños que siempre van a lo suyo, a veces se plantan delante tuyo y juegan fotográficamente contigo. Otras veces simplemente disfrutas de la tarde, del buen ambiente y te dejas llevar hasta que aparece ese momento que tienes que fotografiar porque está ocurriendo algo hermoso.

Y disfrutas de un día completo que termina con el sol cayendo poco a poco, cambiando la luz y los colores, dándote esa sensación de paz que tanto valoras… y con 400 imágenes que después tendrás que seleccionar para enviar a los amigos como recuerdo.
Después quedan las que consideras más fotográficas, las que te gustan más estéticamente hablando y tendrás que dedicarle unos cuantos días seleccionar, puntuar, excluir… vamos tomar decisiones. Es como tener 200 hijos y tener que donar la mayoría hasta completar la selección.

Esta es mi penúltima selección. En unos meses, la mitad de estas imágenes desaparecerán de esta galería y me quedaré con 5 o 10 imágenes como mucho…