En la pandemia

He dado un paso adelante y otro atrás. Voy a dejar todos los encargos fotográficos apartados durante un tiempo y sólo realizaré aquello que realmente me gusta y me atraiga. Más centrado en lo que yo disfruto, en lo que me gusta fotografiar y en cómo hacerlo.

Mi ahijada me inspira. Estaría todo el día haciéndole fotos, aunque ella nunca quiere y siempre me evita. Pero la insistencia y la paciencia me reporta un enorme y gratificante resultado. Esta galería presenta un momento en una playa de Galicia en el que ella y su hermana se dejan llevar tarareando una canción inventada («helado de fresa, helado de limón») creando su propia coreografía.

Encargué tres de estas imágenes a un tamaño considerable (30×40) para enmarcarlas y regalárselas a sus padres. En papel me parecen un recuerdo único.