A miles de kilómetros de Maldivas

Aquí traigo otra fantástica sesión fotográfica familiar. De nuevo en la playa, que es uno de los lugares donde los pequeños suelen divertirse más y donde todo resulta fácil, incluso para unos padres que no habían posado antes y que “simplemente” fueron ellos mismos.
Además de un buen recuerdo fotográfico, siempre quedará en la memoria que fue en este día y preciso momento, que el pequeño dio sus primeros pasos!

El resto de imágenes se pueden ver aquí.


Cámar utilizadas en esta sesión:
Contax 645. Kodak Portra 400. Las primeras 2 imágenes.
Sony A7 II. El resto de imágenes.

Sesión fotográfica familiar

Me encanta poder fotografiar estas cosas. Imágenes que quedarán en sus memorias, que serán enmarcadas en los salones de sus casas, en el perfil de whatsapp o en el fondo de pantalla de sus móviles. Imágenes que siempre recordarán y los niños cuando sean adultos seguramente adoren, como hacemos nosotros con las pocas que tenemos de nuestra infancia.
Imágenes que son como el buen vino. Dentro de 20 años serán auténticas joyas para ellos.

Contribuir a que eso ocurra es algo que simplemente adoro.

En este enlace se pueden ver otras tantas de esta sesión fotográfica familiar.

 

Fotografía en papel

A toda velocidad. Es así como funciona nuestra vida hoy en día. Todo o casi todo es un hacerlo para ya o incluso para ayer, sin obligarnos a detenerlo todo y respirar. Y disfrutar. Y sentir, palpar, tocar, envolver… Valorar.

De un tiempo a esta parte he sentido la necesidad de ir parando. Sin perderme demasiado, pero ir parando. En términos fotográficos eso se ha traducido en un retorno a la fotografía analógica, a la impresión de álbumes fotográficos como no tan antiguamente se hacían y a la impresión de imágenes a papel. Todo ello sin dejar de lado la fotografía digital, los álbumes digitales y las cuentas digitales como bien podría ser instagram. Porque no se trata de ir en contra de, sinó en tratar -de nuevo-, parar. Poner orden. Y otra vez, valorar. Disfrutar. Y sentir larga y pausadamente. De eso se trata. O de eso trata mi necesidad, que no es fácil conseguir en estos tiempo locos, pero qué cojonudo resulta cuando se hace.

De ahí que ahora vaya seleccionando e imprimiendo algunas imágenes en papel. Para enmarcar o para poner en un álbum. Y cuando lo tengo delante de mi siempre pienso: “¡Qué diferencia!”

fotografía para decorar

Para esta entrada del blog, subo esta imagen que escogí de una de las últimas sesiones que he hecho, del mismo modo que hubiera podido escoger otras cuantas que tenía y me encantaban también, pero papel o digital, sí que hay una cosa que no cambia y es el tener que elegir.

 

Galicia 2016

Galicia tiene un aire especial. Y un algo que sin darte cuenta, te engancha. Voy Vamos varias veces al año, los días que más en verano, pero también durante el año en fechas señaladas como aniversarios o simplemente por cierta morriña entre fechas.

Y no hay escapada hacia allí en la que no me lleve por lo menos una cámara. Hasta ahora siempre era una digital y otra analógica. Pero este año decidí llevar dos analógicas, una de 35mm (Contax N1) y otra de 120 (Contax 645), así que todas estas imágenes son de las “antiguas de carrete” porque -una vez más- me engancha la luz y color que se consigue.

Tengo un diario de imágenes en esta web en la que voy añadiendo solamente imágenes analógicas y varias de ellas son de esos “viajes express” a Galicia. Y después, tengo varias series de imágenes de cada uno de los veranos que he pasado allí, aunque de momento sólo he tenido tiempo de preparar una de esas series, la de Galicia (2014), de la que además de un diario fotográfico digital, hice también un diario fotográfico de papel, como los de antes. Debería ir subiendo el resto de los años, pero como decía me hace falta tiempo para editarlas y también un poco de ganas, que no siempre apetece estar un rato largo delante del ordenador. Pero bueno, todo se andará.

Estamos a finales de octubre y hasta hoy no he podido dedicarle el tiempo necesario a editar las imágenes de este año porque he tenido la suerte que me han ido apareciendo distintos encargos fotográficos que -obviamente- me obligaban a dejar de lado esta fotografía de “hobby” y centrarme en la “profesional”.

Por cierto, encargos tan distintos como fotografiar farmacias, pisos, productos, familias, prebodas, bodas y postbodas, cárnicas y una entidad social sin ánimo de lucro. Y ahora mismo ando metido en la confección de dos álbumes de boda. Un no parar. Pero hoy me apetecía volver al lado más lúdico y desconectar un rato porque pienso que también es necesario hacerlo. Así que aquí os dejo algunas de las imágenes de este verano en Galicia, a la que ya llaman #galifornia, no sin cierta razón.

 


Abuelo y nieto en Galiciakitesurf Galicia
bebé comiendofotografía de niñofotografía de perro
fotografía de niñofotografía de niñofotografía de barco en Galiciafotografía de faro en Galiciafotografía de barco en Galiciakitesurf galiciapersonas en la playa. galiciaplaya de sanxenxomar en galiciaamigas en la playafotografía de niñoretrato de niñoretrato en blanco y negro de niñoretrato en blanco y negro de niño

Pronto más imágenes aquí.

Sesión fotográfica familiar en el campo

 

Sesión fotográfica familiar

Esta es la segunda sesión fotográfica familiar en Barcelona que realizo con esta encantadora familia. En los últimos tres años nos hemos ido viendo para realizar una por año. La primera de ellas fue con Teo como absoluto protagonista. Unas fotografías en la playa de S’Agaró que están entre mis preferidas (algunas se pueden ver en la sección de fotografía de niños). Después vino una sesión de embarazada cuya consecuencia fue, Abril. Y ya con ella, hicimos esta nueva sesión en un soleado y caluroso día de septiembre.

No sé hasta qué punto va a sonar a tópico esto que voy a decir, pero no me lo quiero callar suene como suene. Para mi trabajar con personas como ellas es algo que da sentido a lo que hago. Siempre les digo lo fácil que resulta hacer estas sesiones con ellos, que apenas tengo que apretar el botón de disparar porque prácticamente son ellos los que me dan las imágenes sin que yo tenga que corregir nada. Plus aparte de la buena onda que siempre tienen y el buen feeling que hemos desarrollado a lo largo de estos tres años.

Pienso que me encantaría hacerles una cada año durante muchos años y poder hacer un álbum de cómo han ido creciendo.

Aquí un pequeño resumen de algunas de las imágenes. Se pueden clicar para ampliar…

Sesión fotográfica familiar
Sesión fotográfica familiar
Sesión fotográfica familiar
Sesión fotográfica familiar
Sesión fotográfica familiar
Sesión fotográfica familiar
Sesión fotográfica familiar Barcelona
Sesión fotográfica familiar BarcelonaSesión fotográfica familiar Barcelona
Sesión fotográfica familiar Barcelona
Sesión fotográfica familiar Barcelona
Sesión fotográfica familiar Barcelona

 

Para ver más imágenes de esta sesión, podéis clicar aquí.