Fotografía en papel

A toda velocidad. Es así como funciona nuestra vida hoy en día. Todo o casi todo es un hacerlo para ya o incluso para ayer, sin obligarnos a detenerlo todo y respirar. Y disfrutar. Y sentir, palpar, tocar, envolver… Valorar.

De un tiempo a esta parte he sentido la necesidad de ir parando. Sin perderme demasiado, pero ir parando. En términos fotográficos eso se ha traducido en un retorno a la fotografía analógica, a la impresión de álbumes fotográficos como no tan antiguamente se hacían y a la impresión de imágenes a papel. Todo ello sin dejar de lado la fotografía digital, los álbumes digitales y las cuentas digitales como bien podría ser instagram. Porque no se trata de ir en contra de, sinó en tratar -de nuevo-, parar. Poner orden. Y otra vez, valorar. Disfrutar. Y sentir larga y pausadamente. De eso se trata. O de eso trata mi necesidad, que no es fácil conseguir en estos tiempo locos, pero qué cojonudo resulta cuando se hace.

De ahí que ahora vaya seleccionando e imprimiendo algunas imágenes en papel. Para enmarcar o para poner en un álbum. Y cuando lo tengo delante de mi siempre pienso: “¡Qué diferencia!”

fotografía para decorar

Para esta entrada del blog, subo esta imagen que escogí de una de las últimas sesiones que he hecho, del mismo modo que hubiera podido escoger otras cuantas que tenía y me encantaban también, pero papel o digital, sí que hay una cosa que no cambia y es el tener que elegir.

 

Galicia 2016

Galicia tiene un aire especial. Y un algo que sin darte cuenta, te engancha. Voy Vamos varias veces al año, los días que más en verano, pero también durante el año en fechas señaladas como aniversarios o simplemente por cierta morriña entre fechas.

Y no hay escapada hacia allí en la que no me lleve por lo menos una cámara. Hasta ahora siempre era una digital y otra analógica. Pero este año decidí llevar dos analógicas, una de 35mm (Contax N1) y otra de 120 (Contax 645), así que todas estas imágenes son de las “antiguas de carrete” porque -una vez más- me engancha la luz y color que se consigue.

Tengo un diario de imágenes en esta web en la que voy añadiendo solamente imágenes analógicas y varias de ellas son de esos “viajes express” a Galicia. Y después, tengo varias series de imágenes de cada uno de los veranos que he pasado allí, aunque de momento sólo he tenido tiempo de preparar una de esas series, la de Galicia (2014), de la que además de un diario fotográfico digital, hice también un diario fotográfico de papel, como los de antes. Debería ir subiendo el resto de los años, pero como decía me hace falta tiempo para editarlas y también un poco de ganas, que no siempre apetece estar un rato largo delante del ordenador. Pero bueno, todo se andará.

Estamos a finales de octubre y hasta hoy no he podido dedicarle el tiempo necesario a editar las imágenes de este año porque he tenido la suerte que me han ido apareciendo distintos encargos fotográficos que -obviamente- me obligaban a dejar de lado esta fotografía de “hobby” y centrarme en la “profesional”.

Por cierto, encargos tan distintos como fotografiar farmacias, pisos, productos, familias, prebodas, bodas y postbodas, cárnicas y una entidad social sin ánimo de lucro. Y ahora mismo ando metido en la confección de dos álbumes de boda. Un no parar. Pero hoy me apetecía volver al lado más lúdico y desconectar un rato porque pienso que también es necesario hacerlo. Así que aquí os dejo algunas de las imágenes de este verano en Galicia, a la que ya llaman #galifornia, no sin cierta razón.

 


Abuelo y nieto en Galiciakitesurf Galicia
bebé comiendofotografía de niñofotografía de perro
fotografía de niñofotografía de niñofotografía de barco en Galiciafotografía de faro en Galiciafotografía de barco en Galiciakitesurf galiciapersonas en la playa. galiciaplaya de sanxenxomar en galiciaamigas en la playafotografía de niñoretrato de niñoretrato en blanco y negro de niñoretrato en blanco y negro de niño

Pronto más imágenes aquí.

Sesión fotográfica familiar en el campo

 

Sesión fotográfica familiar

Esta es la segunda sesión fotográfica familiar en Barcelona que realizo con esta encantadora familia. En los últimos tres años nos hemos ido viendo para realizar una por año. La primera de ellas fue con Teo como absoluto protagonista. Unas fotografías en la playa de S’Agaró que están entre mis preferidas (algunas se pueden ver en la sección de fotografía de niños). Después vino una sesión de embarazada cuya consecuencia fue, Abril. Y ya con ella, hicimos esta nueva sesión en un soleado y caluroso día de septiembre.

No sé hasta qué punto va a sonar a tópico esto que voy a decir, pero no me lo quiero callar suene como suene. Para mi trabajar con personas como ellas es algo que da sentido a lo que hago. Siempre les digo lo fácil que resulta hacer estas sesiones con ellos, que apenas tengo que apretar el botón de disparar porque prácticamente son ellos los que me dan las imágenes sin que yo tenga que corregir nada. Plus aparte de la buena onda que siempre tienen y el buen feeling que hemos desarrollado a lo largo de estos tres años.

Pienso que me encantaría hacerles una cada año durante muchos años y poder hacer un álbum de cómo han ido creciendo.

Aquí un pequeño resumen de algunas de las imágenes. Se pueden clicar para ampliar…

Sesión fotográfica familiar
Sesión fotográfica familiar
Sesión fotográfica familiar
Sesión fotográfica familiar
Sesión fotográfica familiar
Sesión fotográfica familiar
Sesión fotográfica familiar Barcelona
Sesión fotográfica familiar BarcelonaSesión fotográfica familiar Barcelona
Sesión fotográfica familiar Barcelona
Sesión fotográfica familiar Barcelona
Sesión fotográfica familiar Barcelona

 

Para ver más imágenes de esta sesión, podéis clicar aquí.

 

Sesión fotográfica familiar en la playa

Me contaba Vero que nunca había tenido la oportunidad de tener unas fotos “dignas” a modo de recuerdo con sus dos hijos y que por eso quería hacer esta sesión fotográfica con ellos y conmigo. Antes de realizarla hablamos un poco de cuáles eran sus preferencias en cuanto al tipo de imagen que andaba buscando: “naturales, como si no hubiera un fotógrafo“.
Y lo único que les pedí yo es justamente eso, que hicieran como si yo no estuviera. Que hicieran todo aquello que normalmente suelen hacer los tres cuando van a la playa, que fue el sitio que escogió ella para realizar esta sesión fotográfica familiar.

Los niños rápidamente se olvidaron de mi presencia, absortos en la arena, el mar y todo aquello que les rodeaba y permitía jugar sin descanso y divertirse un rato largo sin que se preguntaran por mi presencia. Y así fue que -en mi opinión- quedaron unas bonitas imágenes naturales.

sesion-fotografica-familiar
Contax 645. Fuji Pro 400h

Sesión fotográfica familiar: Preguntas y respuestas

El otro día una chica que estaba interesada en realizar una sesión de fotos con sus hijos me preguntaba por mail la manera de trabajar en una sesión fotográfica de las que realizo y así poder despejar algunas de sus dudas.

Estoy tan habituado a hacer sesiones fotográficas que no había caído en la cuenta que hay mucha gente que nunca ha hecho ninguna y que es bueno para ellos darles un poco más de información de cómo lo hago.

Así que he decidido (con su permiso) copiar/pegar lo que me preguntó a modo de pequeña guía para otras personas interesadas.

En este caso las preguntas eran para realizar una sesión familiar, de ella con sus hijos.

fotografia-bonita-de-bebe

Hola Santi:
[…] Tengo ganas de que hagamos una sesión con mis hijos. Nunca hice una, así que tengo unas preguntas o dudas que te hago a continuación:

– El objetivo de la sesión, para mí sería captar emociones. De ambos como hermanos, de los tres como familia, individuales, de ellos conmigo individualmente. En tu web vi pocos primeros planos y no se si trabajas así…
Sí, claro, también hago primeros planos. De hecho, durante mucho tiempo era una de las cosas que más me gustaba hacer, pero con el tiempo uno va diversificando sus cosas. Si quieres primeros planos, lo haremos!

– De las fotos con niños, vi mucho aire libre. Crees que se podrían captar bien las emociones (sonrisas, gestos, caritas tiernas, caras de enfado, etc.) en la playa por ejemplo?
El 90% de estas fotos no están pensadas para una toma concreta, sino que son totalmente espontáneas. Me gusta que sea así, tratando de buscar la máxima naturalidad posible.
¡Claro, en la playa podemos hacer de todo!.

fotógrafo de familias. Barcelona.

– Cómo se maneja el tema de la fluidez y naturalidad en los niños ante la presencia de un extraño (tú), sacando fotos? Te pones a cierta distancia?
Pues con naturalidad. Me los presentas como un amigo tuyo, juego un rato con ellos (me gustan mucho los niños) y en algún momento saco la cámara. Me alejo, me acerco, voy cambiando.

– Relacionado con lo anterior, sería conveniente hacer algo en interiores o mejor fuera, por la luz?
Si tienes un espacio amplio, no muy cargado (tampoco hace falta que sea zen)  y donde entre mucha luz salen unas cosas espectaculares. De estas aún no he tenido la posibilidad de realizar muchas la verdad, pero he visto cómo quedan y son muy bonitas. Al aire libre son siempre un valor seguro. 

– La playa es un lugar que les atrae mucho y da juego (a mí me mataría…tendrás que hacer una edición del carajo 😛 ) . En casa, tengo unos puff y ellos se tiran ahí desde un sillón, todo en el living bien iluminado. Crees que sería potable?
Para mi es importante que te gustes y que no descartes una foto porque crees que tendría que retocarte. Soy partidario de un buen uso del photoshop, pero no de un abuso. Prefiero realizar una toma amigable.

fotógrafo de familias. Barcelona.

– Cuánto dura la sesión? No necesito copias en papel. No necesito mil fotos. Supongo que 5-10 buenas es guay.
El mínimo de tiempo suele ser entre una y dos horas. A partir de ahí dependerá de lo que hayamos obtenido. Basándonos en el principio de naturalidad que te comentaba al principio, si se alarga no pasa nada. Es más, las mejores fotos siempre suelen salir al final. Para mi el tiempo en estas sesiones no es demasiado importante, a no ser que “el cliente” tenga más planes o se nos eche la noche encima. Digo esto porque si quedamos por la tarde, habrá que estar atento porque a las 21.00 pierdo una buena cantidad de luz.